Diferencias entre SEO y SEM – Tips para Emprendedores

Para entender las diferencias entre el SEO y el SEM debemos saber primero qué es cada uno. Como esto ya lo hemos hablado antes, no vamos a profundizar mucho en conceptos y definiciones, en cambio, vamos a enfocarnos más en cómo interpretar correctamente estos conceptos y cómo afectan nuestro negocio. Después de todo, el conocimiento en el marketing digital siempre tiene una transformación práctica y que podemos aplicar a nuestro emprendimiento ¿De qué sirve algo si no nos ayuda a crecer? ¯\_()_/¯ .

Resumiendo someramente, el SEO es todo aquello que podemos hacer para mejorar nuestro posicionamiento de forma orgánica (es decir «sin pagar»). En cambio el SEM es publicidad paga, si no pagamos no aparecemos y si pagamos aparecemos… ¿fácil no? En principio sí, pero discernir cuál nos beneficia más, cuando aplicar cada uno, y sobre todo, cómo aplicar estás técnicas de forma correcta es dónde entra el verdadero reto.

Superar este reto implica una cosa: ¡resultados para tu negocio! Hablemos un poco de cada uno de estos enfoques y veamos cuál te conviene más.

Diferencias entre el SEO y el SEM ¿Qué es mejor para tu negocio?

¿Entre el SEO y el SEM cuál es mejor?

Hoy en día tener una página web, fan page de facebook, instagram o alguna otra conexión con el mundo digital es casi tan importante, en muchos casos incluso más importante, que tener un local físico. Tu página web es tu conexión principal con el mundo y en especial, es tu conexión con tus clientes potenciales. Sin embargo, es una mala concepción pensar que «tener una página web es suficiente«.

Es muy común escuchar la queja de «ahora tengo página web, pero sigo sin vender, tampoco me llegan clientes ¿Por qué pasa esto?» Pues es muy simple, tener una página web no te convierte automáticamente en una maquina de vender, simplemente es el primer paso, lo único que significa una página web es que ahora has entrado en la lucha.

Una lucha contra tus competidores por el monopolio de clientes. Esta lucha es terrible y los que se duermen no prosperan.

¿Cómo así que el primer paso, no entiendo?

Bueno, imaginemos que quieres ir al banco Google, entras por la puerta y vas a por un ticket, tomas tu ticket con tu número de atención y vas a hacer la fila… ¿en qué lugar crees que te toca? Pues de último… sé que suena muy obvio pero es así, lo mismo sucede con las páginas web. Incursionar a competir dentro de un nicho es lo mismo que entrar al banco a hacer una fila, se atiende por orden de llegada.

Sin embargo, estando en la fila ves que no es estática en su forma de avance, hay personas que se rinden y se van, otras que se meten más adelante y se saltan la fila, hay otros que avanzan en una fila preferencial y hay otros más especiales que conocen al cajero, estos apenas acaban de entrar a la fila, saludan al cajero y pasan de primeros…

«¡¿Hola Google, cómo estás, cuánto tiempo sin verte?!».

¡Hola, cuánto tiempo, ven no hagas fila como los demás!”.

¡Gracias, hay que pena con los demás, con permiso!”.

¡…!”.

Es bastante molesto ¿Nunca te ha pasado?

En pocas palabras, tienes tres opciones, puedes simplemente esperar a que te toque tu turno, (puede ser infinito, es decir, puede que nunca te toque ya que la fila es dinámica y no estática), acelerar el proceso y saltar a una fila preferencial o saltar directo al frente.

Cada una de estas opciones hace analogía a una técnica de marketing digital, el SEO equivale a la fila preferencial y el SEM hace referencia a aquellos que conocen al cajero.

«¡Pero no quiero invertir, prefiero esperar!«

No hay problema, cada quien tiene su propia estrategia de crecimiento (algunas veces la estrategia es no hacer nada ¿No…? ¡Pues no!).

En la mayoría de los casos SIN INVERSIÓN NO HAY CRECIMIENTO.

Pero, nosotros somos un caso especial”.

Si es así no hace falta que sigas leyendo, para emprender hace falta tener la mentalidad correcta y tu no la tienes.

Pero si tienes los pies en la tierra y de verdad quieres crecer, entonces te explico cómo invertir de forma inteligente y en qué caso te conviene más hacer SEO y en qué caso SEM.

¡Resultados a largo plazo vs resultados inmediatos!

La diferencia más crucial entre el SEO y el SEM es el TIEMPO. Mientras que el SEO es un proceso lento y difícil, el cual se trabaja para que en un futuro salgamos en la primera página de Google de forma orgánica, el SEM nos catapulta directo al frente de los usuarios.

Esta diferencia hace analogía al típico dilema de “sembrar para asegurar el mañana” o “comer ya”. Dependiendo del estado en el que se encuentre tu negocio y del tipo de nicho, puedes enfocarte en una u en la otra.

Lo bueno del SEO es que una vez que logres posicionarte en la primera página, podrás cosechar los frutos de todo el tiempo que invertiste, disfrutando de un tráfico orgánico y sin invertir más nunca en publicidad.

Pero si estás empezando o tienes un emprendimiento, es natural utilizar Google Ads, Facebook Ads o cualquier tipo de SEM. Al comienzo, todos necesitamos esas pequeñas victorias para de verdad despegar.

Ahora que sabemos qué estrategia nos conviene más, debemos elegir si vamos a hacer Push o Pull, es decir, si vamos a invertir en Google Ads o en Facebook Ads (Meta).

¿Google Ads o Facebook Ads?

La principal diferencia Google Ads y Facebook Ads es el enfoque de cómo se muestra la publicidad. En el caso de Facebook Ads la publicidad sigue una estrategia de “Push” o “Empujar” dónde tu anuncio se muestra a personas que Facebook cree que le puedan interesar, sin embargo, esta publicidad no sabe si estás pasando por un buen momento, quizás se acaba de morir tu perrito y viene Facebook y te muestra una publicidad de comer pizza…

En cambio Google sigue una estrategia de “Pull” o “Tirar”, mostrando la publicidad a personas que directamente ya estén buscando sobre tus servicios. No muestra anuncios inoportunos ni a personas desinteresadas, sino que todo lo contrario, alguien coloca “quiero comer pizza” en Google y salta tu anuncio.

¿Cuál crees que tienen más posibilidades de concretar una venta? ¿Google no? 

Pues no es tan simple. 

Depende mucho del tipo de nicho, producto o servicio que quieras promocionar, pues si algo tienen algunos nichos, como el nicho de comida, es que la gente come por los ojos.

Facebook
LinkedIn
WhatsApp